domingo, 29 de abril de 2012

ELEMENTOS PARA EL DESARROLLO DEL TENIS LOCAL

Por Carlos Pella 






¿QUE FALTA?. El tenista necesita de cuatro elementos fundamentales
 Me preguntaron cómo veía el tenis de menores en la ciudad, y de qué manera se podía mejorar. Creo que falta mayor cantidad de menores que compitan a nivel nacional, teniendo en cuenta la amplia base que practica el deporte.
  Para que un chico surja, se necesitan cuatro elementos fundamentales. El talento, la familia, el dinero y la infraestructura, que está dada por los clubes:

    •  Sin el talento en el jugador, es más difícil desarrollar el proyecto, porque los tiempos de desarrollo tenístico tienen que ser a mediano plazo.
    •     La familia, es la encargada de contener al menor, y la que trabaja mancomunadamente con el entrenador.
    •     El dinero, fundamental para poder solventar esa "empresa familiar", ya que el tenis de menores requiere viajes permanentes, entrenamientos prolongados, preparadores físicos, en muchos casos psicólogos, médicos, etc.
    •    Los clubes que son el componente para la práctica de deporte.
       
       Como verán dejo de lado a los instructores técnicos, porque parto de la base de la idoneidad de los mismos. Sin estas "cuatro patas", la posibilidad de armar un buen proyecto, se torna casi imposible.
       El tenis de competencia requiere mucho espacio, dedicación, sacrificio, no sólo de los jugadores, sino también del cuerpo técnico y los padres. Ellos tienen que entender de qué se trata esta etapa en el desarrollo de su hijo, porque el deporte en general y el tenis en particular, es una forma de vida.
      Hay proyectos tenísticos interesantes, instructores idóneos y clubes acordes, los que si toman las decisiones correctas y compatibilizan el deporte social con la competición, el tenis bahiense volverá a tener futuro.
       El factor económico puede ser determinante. Pero cuando se está en presencia de buenos jugadores, los sponsors se acercan, siendo estos de inestimable ayuda; aunque esto es para una segunda etapa.
       Si hablamos de una segunda etapa, no está nada mal pensar el tenis de competición como una salida laboral y también por qué no, como vehículo de estudio. Muchos chicos a través del tenis solventan una carrera universitaria en el exterior, gracias al deporte que aprendieron a jugar desde chico. En la vida es todo a largo plazo.

    Comentarios