lunes, 24 de noviembre de 2014

GUIDO PELLA TUVO SU MERECIDO PREMIO EN LIMA

UN CIERRE A LO GRANDE. El bahiense Guido Pella se adjudicó el Challenger de Lima, luego de superar en la final al australiano Jason Kubler por 6-2 y 6-4. Además, logró el título en dobles (junto a Galdos) y subió 45 puestos en el ranking (154º). Foto: Challenger de Lima.


Luchar y nunca bajar los brazos, fueron las premisas de Guido Pella para lograr su sexto Challenger de su carrera en Lima. De principio a fin, tuvo que batallar y mucho. Pero, como todo esfuerzo, tuvo su merecido premio.

Tras el título en dobles –junto a Máximo Gonzalez- y las semifinales de singles en Guayaquil, dónde derrotó en cuartos a Diego Schwartzman (actual campeón del Challenger Tour Finals), el bahiense Guido desembarcaba en Lima, con el objetivo de cerrar el año con una alegría.

El sorteo lo emparejaba en primera rueda con el siempre peligroso español Ruben Ramirez Hidalgo, ex top 50 del Mundo. En un maratónico partido, lo venció por 7-6, 6-7 y 6-4, tras 2 horas 49 minutos de juego.

Instalado en octavos, se encontró con el mendocino Martin Alund, compañero de entrenamientos en Blengino Tenis. En lo que se manifestó como el partido más sólido de Guido, el bahiense obtuvo la victoria con marcadores de 6-1 y 6-2 en 57 minutos de juego. Toda una clase de tenis. 

Tras el pase a cuartos, se cruzó con el español de 21 años, Roberto Carballés Baena, quién fue pupilo del bahiense Maximiliano Ritacco en Granada. Tras un flojo comienzo (3-6, 0-3), Guido Pella sacó pecho y se pudo reponer de un marco muy adverso, para ganar por 7-6 y 6-4 los dos restantes sets.

En semifinales, se vio las caras con el chileno Juan Carlos Saez, jugador de 23 años que está pasando su mejor momento a nivel profesional (346º del Mundo). Luego de 2 horas y 12 minutos, dio cuenta del sudamericano -en tres apretados sets (7-5, 4-6 y 6-3)- para avanzar a su primera final de Challenger en 2014.

Teniendo en cuenta lo que representaba el retorno  a una definición, y el desgaste físico acumulado en relación a la cantidad de horas en cancha (más de 8 horas en cuatro partidos), la final reflejaba, a priori, toda una incertidumbre. Sumado al poco conocimiento tenistico del rival.

Pero, al igual que octavos, Guido Pella mostró su mejor versión, y de principio a fin impuso su juego. Con score de 6-2 y 6-4 a su favor, derrotó al australiano Jason Kubler (21 años, 136º del Mundo) y volvió a festejar a nivel Challenger, tras el título en San Pablo en 2013 (6/10), dónde fue verdugo de Facundo Argüello por 6-0 y 6-1.

Con este resultado, Guido ganó en confianza, subió 45 ubicaciones en el Ranking ATP (pasó del 201 al 156) y cerró el año con tres títulos (dos en dobles, uno en single) en sus últimas dos semanas (Guayaquil, Lima) de competencia. ¡Vamos Guido!

Comentarios