jueves, 16 de marzo de 2017

Manuel Jorquera: “Sin lesiones, seguramente hubiese llegado más lejos”


FIGURA BAHIENSE. Manuel Jorquera, ex 305 del Mundo ATP y uno de los cinco mejores tenistas de la historia de Bahía Blanca, dialogó en exclusiva con Tenisay, sobre su recorrido profesional, como jugador y como entrenador. Entre ellas, se refirió a la importancia de Bahía Blanca para su vida, sus grandes actuaciones como jugador Sub-12, las lesiones recurrentes en su carrera, los inicios como entrenador, su labor en el área de desarrollo de China y el presente como coach.



MIRA LA NOTA EN FULL HD, 


La importancia de Bahía Blanca para su vida
"Bahía Blanca es dónde nací, dónde crecí prácticamente hasta los 11 años, que me fui a vivir a Europa. Es dónde vivieron mis padres toda su vida, mis hermanos, así que es la parte principal de mi vida. Más allá del hecho de que me haya ido de chico a vivir a Europa, y haya regresado poco en los últimos años, la ciudad de Bahía Blanca, Sociedad Sportiva, es dónde crecí, así que significa muchísimo, sin dudas".

Linda oportunidad de volver a sus raíces
"Encontrarme otra vez con gente que no veía hace un montonazo. Regresé a Bahía Blanca, algunas veces, pero nunca tuve la posibilidad de quedarme tantos días como estuve en este viaje. Tuve la oportunidad de encontrarme con gente, con amistades, y recordar cosas de hace muchos años, es algo emocionante".

Parte de una camada muy exitosa del tenis argentino
"Nací en 1978, tengo 38 años. Crecí junto a nivel argentino junto a Mariano Zabaleta, Mariano Puerta, Gaston Gaudio. Competí junto a ellos hasta el primer año de infantiles, que fue cuando me fui a vivir a Italia. Soy de esa camada, y, en el tenis a nivel profesional fue una camada que dio bastantes resultados, bastante buena".

Líder, en Sub-12, de un brillante conjunto de jugadores
"De chico, fui campeón argentino de pre infantiles, así que estaba adelante de ellos. Después, en el 89, que fue el año que me fui, estaba como primer año de infantiles, y de mi camada estaba número uno, así que venían Puerta, Gaudio y Zabaleta por allá atrás, ja. Fue hace mucho tiempo".

Las lesiones fueron su peor enemigo
"Hice lo que pude. Tuve mala suerte a los 14 años. Ya vivía en Europa, y era campeón italiano, entre los mejores jugadores de Europa, y tuve un accidente y me quebré la muñeca derecha. Eso me mantuvo, prácticamente, parte del crecimiento, durante 3 años, bastante parado. Una vez que pasó todo, empece a jugar a nivel profesional sin jugar prácticamente junior. Y a alguno de ellos me los cruce en los torneos profesionales (Puerta, Gaudio, Zabaleta). Ellos llegaron arriba, uno ganó Grand Slam, y yo hice lo que pude, más allá de las lesiones que tuve, dos lesiones graves en la muñeca y el hombro. Estoy contento con lo que hice, podría haber hecho seguramente mucho más".

El recurrente pensamiento de haber llegado más lejos en su carrera tenística
"Sin las lesiones, seguramente hubiese llegado mucho más lejos. Después de la segunda operación de la muñeca, tenía 9 o 10 meses sin defender puntos. Es posible, por como se estaban dando las cosas, que hubiese subido de ranking. Aparte, hubo un momento en el que la ATP cambió el Ranking, que dobló los puntos, así que seguramente hubiese subido de Ranking, y hubiese empezado a competir en torneos más grandes".

Sus inicios como entrenador
"Me retiré después de la operación del hombro, y al inicio comencé con chicos que estaban compitiendo a nivel Future, y algunos a nivel Challenger, también, hasta que me ofrecieron ser el director de una escuela de tenis en Italia. Me traslade, trabaje con chiquitos en la parte de desarrollo, y paralelamente con algún chico que estaba alrededor de 300/400 del Mundo ATP".

China, un giro de 360 grados
"Se me presentó una posibilidad de trasladarme a China, dónde estuve viviendo dos años, y trabajando en un proyecto de desarrollo de menores. Estuve trabajando con chicos, que van de 8 a 16/18 años, esa fue la parte principal de desarrollo. Fue muy interesante, y a la vez difícil por el nivel cultural y a nivel comunicación. La parte más difícil fue comunicar con los alumnos, siempre trabajé con traductores, pero hay cosas importantes que un entrenador necesita transmitir, no tanto en lo técnico, sino en lo emocional, en lo mental, y la persona que te traduce, uno nunca sabe lo que esta traduciendo".

El presente como coach de jugadores profesionales
"Actualmente estoy entrenando a un chico que se llama Mu Tao (CHN, 237 del Mundo en Juniors), un chico que acaba de cumplir 16 años, y está considerado entre los 10 mejores jugadores del Mundo de su edad, más que nada en cemento. Actualmente acaba de ganar la entrada asiática para ir a jugar el Australia Open, así que va a estar jugando en Melbourne, en la tercera semana de enero. Más allá del hecho de que haya regresado a Italia, el año pasado, con mi familia, sigo conectado a Asia, sigo conectado al tenis con el que estuve trabajando prácticamente los últimos tres años".

Comentarios